Falta de control de impulsos:

  1.                                        Desarrolle la capacidad de manejar en forma favorable y oportuna esos deseos y conductas que exigen una expresión inmediata; evitando con esto ocasionar daños y consecuencias a sí mismo o a los demás. Rompa el ciclo de hábitos malsanos y la repetición de conductas arrebatadas que ocurren hasta en contra de su voluntad, generándole culpabilidad y conflictos.
  2. Manejar de forma adaptativa los impulsos y ejercer un dominio conveniente sobre esas tendencias que nos empujan a actuar, implica hacer frente a un largo historial de antecedentes personales, familiares y situacionales; esto a través de un proceso de aprendizaje dirigido. Cuando percibimos alguna necesidad no satisfecha, la intensidad de ese deseo puede arrastrar a la persona a tener conductas compulsivas, de manera inesperada y sin pensar en los resultados, desatando una emoción que se manifiesta de manera descontrolada y negativa.
Frente al estacionamiento de Villas Españolas.
Ubiquenos por medio del mapa
.